VIDEOS AC.CAPITALHUMAMO@GMAIL.COM

Loading...

lunes, 3 de junio de 2013

Producción en baja PDVSA Furrial I SOS

Producción en baja
Declinan los pozos de El Furrial. Fue el último campo super gigante descubierto en tierra firme con reservas de 5 mil millones de barriles. En pruebas iniciales llegó a bombear 20 mil barriles diarios y se regularizó a 4.000 barriles diarios. Ahora produce apenas entre 400 y 450 barriles diarios, aunque especialistas no tienen claro las causas
Petróleos de Venezuela anunció en 1985 la producción de una nueva provincia petrolera en el oriente del país, al iniciarse el bombeo del pozo El Furrial-1, un yacimiento descubierto por la antigua Corporación Venezolano del Petróleo y que comenzó a operar Lagoven en 1986.
El bombeo inicial del pozo Furrial 1 fue de 20.000 barriles diarios, una cifra sorprendente solo conocida en los pozos del Medio Oriente. Los primeros meses la producción se ajustó a 7.000 barriles diarios y después con la perforación de 174 furriales, se reguló a 4.000 barriles diarios.
Aún así el bombeo era impresionante, comparándolo con la producción media de los pozos venezolanos de 260 a 300 barriles diarios. Noticias no confirmadas indican que la mayoría de los pozos del Furrial están declinando y producen entre 450 a 500 barriles diarios.
Como era de esperarse las gerencias de exploración y producción de Petroleos de Venezuela están preocupadas por esta situación, debido a que los pozos del Furrial cubrían un grueso volumen de la producción nacional y esta considerado el último campo supergigante descubierto por la industria petrolera mundial.
POZO SIN FONDO
Era todo un suceso porque su producción de crudos medianos de 29 Api, de ese tren de pozos que ocupaba un área de 25 kilómetros, bombeaba 550.000 barriles diarios (algo así como la producción total de Ecuador), y tiene reservas de 5.000 millones de barriles. Era una de las joyas de la Corona.
Este campo es muy complicado, según la declaración de Fernando Sánchez, vicepresidente de la Asociación Venezolana de Ingenieros Petroleros, y casi es el común denominador de la mayoría de los pozos del norte de Monagas. Originalmente, era un yacimiento subsaturado.
Le inyectaron gas en sus inicios y se instaló una costosa infraestructura para inyectarle 6.000 libras de presión. Si lo bajas a 5.500 libras de presión hay problemas. Además de la inyección de gas por arriba, hay que inyectarle agua por debajo. Debe ser una operación precisa. Los equipos que se instalaron debían resistir una presión de 10.000 libras para tener un margen suficiente.
MISTERIO
Sánchez, no tiene información precisa de lo que puede estar pasando, pero opina que si hay una declinación el problema podría ser el contenido de asfaltenos en las tuberías, que debilitan la salida del gas. También puede presentarse dificultades en la parte inferior del yacimiento para controlar la presión, y en las tuberías la acumulación de asfaltenos es una complicación mayor.
Recordó que esos pozos están bombeando crudos hace casi 30 años y si no han cumplido las instrucciones de rigor para su manejo pueden presentarse problemas, así como hay límites para su producción.
Hizo referencia al campo Jusepín, que durante la segunda guerra mundial fue objeto de sobreexplotación y el pozo posteriormente tuvo dificultades de producción.
Más tarde con las nuevas tecnologías se recuperó el petróleo que había quedado en el fondo del yacimiento. Agregó que los pozos no se pueden exprimir más de la cuenta, por muchas presiones que se presenten.
OTRAS ALERTAS
El vicepresidente de la Asociación Venezolana de Ingenieros Petroleros, hace otra advertencia. Dijo que hasta el momento hemos extraído del subsuelo venezolano 68.000 millones de barriles de petróleo, con casi 100 años en el negocio del petróleo.
Aún hay pozos como el Sumaque-1 que llevan 99 años en actividad, produciendo 50 barriles diarios. Sin embargo, el gobierno no ha repuesto el petróleo que ha extraído que es una regla de oro.
Han bajado considerablemente las reservas de livianos de 32 Api, por una desmedida mezcla de estos con extrapesados de 8 Api, para crear un crudo tipo Merey de 16 grados. Con esa mezcla pueden exportar crudos para cubrir las fallas de exploración que es casi inexistente, y cumplir los contratos de suministro.
Hay segregaciones de crudos livianos que casi han desaparecido, por la producción de extrapesados de la Faja del Orinoco para las mezclas con los crudos livianos. Más de 2.000 millones de barriles se han dejado de extraer de las reservas desarrolladas, para dedicarlas el tiempo y los ingresos de producción a la Faja del Orinoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada